Tactelgraphics

Tactelgraphics es un equipo multidisciplinar afincado en Valencia, integrado por Ismael Chappaz y Juanma Menero,
Mediante sus imágenes exploran un universo onírico poblado de impresiones multicolores, visiones furtivas y recuerdos selectivos. Utilizan una amplia gama de recursos formales a la vez que se mueven por registros estéticos muy dispares, aplicando a cada idea un soporte específico.

El proyecto Somewhere Over Summer (S.O.S) parte de la serie La Piscine realizada en invierno 2010. La Piscine surge del visionado de dos films franceses de distintas épocas que transcurren alrededor de una piscina: La Piscine de Jacques Deray (1969) y Swimming Pool de François Ozon (2003). La imagen de la piscina abandonada por el invierno lleva implícita multitud de historias: desde el entretenimiento hasta la fatalidad.

Los diferentes espacios que se muestran en el proyecto Somewhere Over Summer (S.O.S) son interpretados como no-lugares, lugares de transitoriedad que no tienen suficiente importancia para ser considerados como “lugares”. Paisajes desérticos y olvidados de la infancia. Vestigios de la decadencia de la pequeña burguesía de la transición: espacios de recreo todavía en uso que recuerdan a los paisajes trazados por el cineasta Giorgos Lanthimos en su Opera Prima, Canino (2009).

La independencia es un rasgo de carácter y también una manera de viajar al propio ritmo, según las preferencias de cada uno; construid vuestro viaje.” (Anuncio citado por Gilles Lipovetsky en su ensayo sobre el individualismo contemporáneo, L ́Ère du vide, 1983)

Tactelgraphics llegan a Palma de la mano de Galería La Real para presentar S.O.S que se conforma por distintos planos: La Piscine, Le Chemin, L’Héritage, Le Court de Tennis, Jeu de Paume y Le Parasol, todos ellos realizados a partir de fotografías y vinilos adhesivos con formas geométricas sobre metacrilato, cuya sombra sobre las imágenes provoca mayor bidimensionalidad a las obras.

Chappaz y Menero superponen a las imágenes formas geométricas realizadas en vinilo, que actúan a modo de trama, de filtro que turbia la razón, para evidenciar la forma en que la memoria y las emociones interfieren en nuestra percepción de los acontecimientos y en nuestra capacidad para procesar e interpretar la información encriptada que construye el relato social. Un relato del que nosotros, nuestras vidas, forman parte desde la autonomía de nuestras decisiones, a partir de la intensidad con la que deseemos que se produzcan cambios y nuestra capacidad para traducir esos deseos en verdaderas potencialidades. José Luis Pérez Pont. Comisario y crítico de arte.

Anuncios